Manejo del dolor crónico: terapias para la mente y el cuerpo

Tanto el cerebro como el cuerpo participan en la respuesta al dolor. El cerebro “lee” e “interpreta” las señales de dolor del cuerpo. Esto significa que su mente tiene cierto control sobre cómo se procesan las señales del dolor. Las terapias en las que intervienen la mente y el cuerpo pueden ayudar a modificar la manera en que el cerebro “lee” las señales del dolor. Consulte con su proveedor de atención médica acerca de probar con una o más de las terapias que se mencionan a continuación.

Terapias aprendidas

  • Yoga: es una práctica de la mente y el cuerpo que combina posturas físicas, técnicas de respiración, y meditación o relajación. Puede ayudarlo a relajar su cuerpo y su mente y a ganar flexibilidad. El taichí es una forma suave de ejercicios que usa movimientos que ayudan a lograr fuerza y flexibilidad.

  • Relajación, visualización y meditación: se trata de métodos para relajar los músculos y concentrarse en algo que está fuera de su cuerpo. Esto puede disminuir la sensación de dolor y ayudar a sobrellevarlo.

  • Capacidades para afrontar diferentes situaciones: son maneras de sentirse más en control y utilizan el humor, la distracción o el pensamiento positivo para poner el dolor en su lugar.

  • La biorretroalimentación es una técnica para aprender a controlar mejor su cuerpo que lo puede ayudar a manejar más eficazmente la respuesta al dolor.

  • La autohipnosis es una herramienta que consiste en entrenar la mente para cambiar la percepción del dolor,

Asesoría y grupos de apoyo

Grupo de tres personas sentadas y conversando.

  • Los grupos de apoyo de dolor crónico pueden ayudarlo a sentirse menos aislado. También pueden darle consejos sobre cómo sobrellevar el dolor.

  • Los grupos de apoyo para la afección que usted tiene pueden ayudarlo a saber más sobre cómo controlar esa enfermedad y el dolor que le causa.

  • La consejería individual puede ayudarlo a aprender a afrontar las situaciones y técnicas como, por ejemplo, visualización y relajación. También puede ayudar con los problemas de estado de ánimo. 

Terapias complementarias

  • Los masajes lo ayudan a relajarse y también pueden ayudar a aliviar algunos tipos de dolor muscular y articular.

  • La acupuntura y la acupresión son tratamientos en los que se aplican agujas pequeñas o presión en determinados lugares del cuerpo Estas técnicas pueden estimular el sistema natural que tiene el cuerpo para controlar el dolor.

  • La quiropraxia es un tratamiento que se basa en ajustes que se practican sobre la columna vertebral y las articulaciones. Puede ser útil para algunos tipos de dolor de espalda.

  • Ciertas vitaminas o hierbas pueden ayudar con algunas afecciones que causan dolor crónico, aunque existen pocos datos que confirmen su efectividad. Pero pueden interactuar con los medicamentos que usted toma; por ello, asegúrese de consultar con su proveedor de atención médica o con su farmacéutico antes de probarlas.

© 2000-2021 The StayWell Company, LLC. Todos los derechos reservados. Esta información no pretende sustituir la atención médica profesional. Sólo su médico puede diagnosticar y tratar un problema de salud.